Controlar el peso de forma saludable

La creciente exigencia social de poseer un cuerpo diez ha provocado que lo que antes era un fenómeno localizado en el tiempo, “la operación bikini“, se haya convertido en una preocupación que nos obsesiona en cualquier época del año.

Ante esta situación “las dietas milagro” o “dietas mágicas” que nos aseguran un cuerpo escultural en tiempo récord a base de extrañas y poco saludables combinaciones de alimentos o la eliminación de nutrientes esenciales de nuestra dieta, comienzan a ser un serio problema de salud pública según los nutricionistas.

Estas dietas, que a menudo producen el efecto deseado a corto plazo, conllevan más perjuicios que beneficios a nuestro organismo además del tan temido “efecto yoyó” que en poco tiempo nos regala algún kilo más de los que teníamos antes de comenzar la dieta.

Por otra parte, además de las dietas milagro, están también de moda las denominadas ‘dietas mágicas’ que, sin tener ningún fundamento científico, se asegura que poseen propiedades “indemostrables” que no están de acuerdo con los conocimientos de la Ciencia de la Nutrición. Es decir: son aquellas que “exageran propiedades y efectos que no son evidentes ni probados”, según la Comunidad de Madrid.

Según un documento publicado por la Consejería de Sanidad de Madrid, la ciencia ha demostrado que una dieta cuya ingesta calórica esté por debajo de las 2000 kcal/día no es capaz de aportar los nutrientes necesarios para un adulto. En él se asegura que para que una dieta sea adecuada debe cumplir los siguientes requisitos:

  1. No debemos adelgazar constantemente. Cuando alcancemos el peso deseado únicamente debemos mantenerlo.
  2. Si disminuimos la ingesta de calorías debemos aumentar la de nutrientes.
  3. Antes de comenzar una dieta debemos visitar a un especialista que nos indique nuestras necesidades alimenticias.
  4. Debemos asegurarnos asimismo, mediante un chequeo médico, que no hay ningún problema en hacer dieta.
  5. Para conseguir nuestro objetivo, la dieta debe adaptarse lo máximo posible a nuestros hábitos alimentarios. De lo contrario la acabaremos rechazando.

Suerte y ánimo!

Si te ha gustado este artículo háznoslo saber.

Compártelo con tus amigos

vía @LaicaSpain

Consulta nuestro amplio catálogo de productos para la salud, belleza y bienestar

Únete a la conversación

Artículos relacionados