Consejos para una manicura profesional en casa

El ritmo de vida que llevamos a menudo no nos permite tener las manos tan arregladas como nos gustaría. Unas uñas arregladas contribuirán en gran medida a causar una buena impresión en los demás, pero encontrar un hueco en la agenda para acudir al salón de belleza a veces se convierte en misión imposible. Por eso la opción de hacerse con un kit profesional en casa cada vez se vuelve más conveniente. De esta manera será más fácil encontrar el momento de hacerlo.

En portubienestar.es queremos contribuir a que tengas unas manos bonitas y por eso te damos unos consejos para que tu manicura quede perfecta:

-Lo primero será limpiar las uñas y retirar cualquier resto de laca de uñas anterior. A continuación, pon las uñas a remojo con agua templada durante unos minutos. Esto ayudará a arreglar las cutículas con mayor facilidad.

-Una vez que estén reblandecidas es hora de limar las uñas. Hazlo siempre en la misma dirección, si presionar mucho y dándoles una forma cuadrada para que el esmalte dure más tiempo y tú estés más cómoda en tus tareas del día a día.

-Con la ayuda de un palito de naranjo, de plástico o silicona, empuja tus cutículas hacia atrás, sin cortarlas, e hidrátalas.

-A la hora de esmaltar las uñas no olvides dar antes una base transparente o un endurecedor, es muy importante tanto para proteger tus uñas, evitar que amarilleen y también a la hora de retirar el esmalte más tarde, te resultará más fácil.

-Comienza a esmaltar desde el centro de la uña creando una franja de color y desde ahí extiende primero hacia un lado y después hacia el otro.

-Una vez aplicada la capa o doble capa de esmalte del color elegido,  deja secar y aplica un abrillantador o capa transparente de secado rápido para que tu esmalte sea más duradero.

-En todos los casos, tanto en la base, como en el esmalte o el abrillantador final, lo ideal es aplicar capas muy finas de producto. De esta manera secarán antes y la fijación será mejor.

-Introducir las uñas en un recipiente con agua y hielo transcurridos dos o tres minutos desde que terminas de esmaltar, acelerará el secado.

Otros consejos prácticos:

-Evita aplicar quitaesmalte más de una vez por semana porque puede dañar las capas más superficiales de la uña.

-Un remedio de la abuela para hacer más duradero el esmaltado es aplicar un algodón con vinagre una vez limpias e hidratadas las uñas, antes de esmaltar. Ello ayudará a retirar los restos de grasa de las uñas.

-Por último, no compartas las herramientas de manicura con otras personas sin antes desinfectarlas. Pueden ser vehículo de gérmenes, virus y bacterias.

¿Te atreves a hacerte la manicura en casa?

 

Si te ha gustado este artículo háznoslo saber.

Compártelo con tus amigos

vía @LaicaSpain

Consulta nuestro amplio catálogo de productos para la salud, belleza y bienestar

Únete a la conversación

Artículos relacionados