Consejos para evitar patologías respiratorias

A veces evitar enfermedades respiratorias puede ser tan sencillo como cambiar una serie de hábitos. En la mayoría de los casos puede resultarnos una obviedad pero no por ello debemos ignorarlo.

1. En primer lugar queremos hablar de la higiene. Está demostrado que si nos lavamos las manos con frecuencia evitamos el 80 por ciento de los contagios de resfriados y otras enfermedades. Debemos hacerlo con agua y jabón y durante un minuto. Es fundamental acostumbrar a los niños a hacerlo desde bien pequeños.

2.Mantén húmedo el ambiente de tu hogar sobre todo si usamos la calefacción. A pesar de lo que se cree no es el frío el que causa los resfriados y otras patologías, sino los virus, que se trasmiten con más facilidad cuando descienden las temperaturas y se seca el ambiente. Con el frío, además, disminuye la secreción de mucosidad de la nariz y la boca, lo que ayuda a contener los patógenos.

3.Hidrátate. La hidratación es muy importante a la hora de eliminar secreciones y de prevenir la sequedad de garganta y nariz. Puedes beber agua o infusiones a lo largo del día.

4.Aunque parece que ya se ha descartado que la vitamina C evite los resfriados y las gripes, lo que sí es verdad es que una buena alimentación y un descanso adecuado que incluya un mínimo de 7 horas de sueño diarias, refuerzan nuestro sistema inmunológico.

5.Cuando estornudes o tosas sobre tus manos lávalas tan pronto como sea posible. Igualmente evita estar junto a una persona que estornude o tosa.

6.Ventila tu casa a diario y hazlo con más frecuencia en habitaciones donde haya varias personas como una oficina, el aula de un colegio, una tienda…. La mayoría de gripes y resfriados se producen por contagio en estos ambientes cerrados.

7.Evita el tabaco y los lugares con humo. En la medida de lo posible, respira aire limpio en a jardines o espacios abiertos sin contaminación en las horas centrales del día.

8.Procura evitar los cambios bruscos de temperatura, hacer deporte a la intemperie en las horas más frías del día y seca tu pelo con secador inmediatamente después de lavarlo.

Aunque un resfriado o una patología respiratoria no debe durar más de una o dos semanas, acude a tu médico si ves que se prolonga en el tiempo, podría complicarse. Entre todos, con estos consejos, podremos evitar coger más de un catarro. Buen comienzo de invierno!

 

Si te ha gustado este artículo háznoslo saber.

Compártelo con tus amigos

vía @LaicaSpain

Consulta nuestro amplio catálogo de productos para la salud, belleza y bienestar

Únete a la conversación

Artículos relacionados