Cómo usar un nebulizador paso a paso

Un nebulizador es un aparato que convierte un fármaco líquido en pequeñas gotas para que llegue más fácilmente al organismo a través de la boca o las fosas nasales, actuando directamente sobre el problema de una manera eficaz.

Es posible que la primera vez que nos receten un fármaco nebulizado no sepamos cómo manejarlo puesto que está compuesto de varias piezas: Un compresor, encargado de aumentar la presión y movilizar los fluidos; un tubo transparente, para transportar el fluido; una cámara de vaporización, donde se almacena y expulsa el líquido de forma vaporizada; y una boquilla o mascarilla que acoplaremos a la cara para inhalar el fármaco.

¿Cómo funciona?

El aire entra a una cámara por medio de un orificio protegido por un filtro (evita que pase pelusa atmosférica, polvo en suspensión, etc). Este aire es introducido de manera forzada por un motor. Después de pasar por la cámara, el aire es expulsado en dirección a un orificio de salida.

Al salir de la cámara de compresión, el aire comprimido lleva diferentes presiones dentro del tubo que conecta al compresor con la cámara de dosificación. Esto produce agitación del líquido contenido en la cámara y al agitarlo, éste desprende gotas de diferente diámetro.

Las gotas más pesadas precipitan dentro de la cámara y repiten el proceso hasta que el tamaño de la partícula en suspensión es el apropiado para que la corriente de aire saliente la arrastre hacia la mascarilla o pipeta de inhalación.

¿Cómo usarlo?

  1. En primer lugar debemos lavarnos bien las manos y antebrazos. Debemos frotarnos y enjuagarnos durante medio minuto y después secarnos con una toalla limpia o de papel que después usaremos para no tocar el grifo al cerrarlo.
  2. En segundo lugar introduciremos  la cantidad de medicación prescrita dentro del nebulizador y lo cerraremos bien.
  3. Fijamos la boquilla o la mascarilla al vaso del nebulizador y después hacemos lo mismo con el tubo de oxígeno.
  4. Ya solo queda adaptar la boquilla a la boca o, en su caso, la mascarilla a la cara (en el caso de los niños lo normal es usar mascarilla) y comenzar el tratamiento.

Lo ideal es ponernos cómodos y buscar una actividad paralela ya que este proceso puede llevar entre 10 y 30 minutos (hasta que todo el líquido desaparezca),  lo sabrás porque el vapor dejará de salir. El vaso del nebulizador debe quedar vacío.

En el caso de los niños debemos procurar que estén quietos y erguidos. Para ello es posible que tengamos que mantenerlos en nuestro regazo durante el tiempo que dure el tratamiento.

Lo último, pero no menos importante, es lavar el nebulizador y dejarlo preparado para la próxima vez. Es importante hacerlo a mano, nunca en el lavajavillas eléctrico. Para ello:

  1. Una vez apagado y desenchufado, debemos separar el vaso del medicamento y la boquilla del tubo.
  2. Lavar el vaso del medicamento y la boquilla con agua jabonosa tibia y enjuagarlos con agua.
  3. Colocar el equipo sobre una toalla limpia para que se seque al aire completamente. Debemos hacerlo después de cada tratamiento y diariamente.
  4. Nunca laves el tubo. Si se moja, reemplázalo.

Desinfecta el nebulizador una vez a la semana. Para ello, sigue las instrucciones del fabricante.

  1. Remoja todas las partes, con excepción del tubo, en una parte de vinagre blanco destilado y tres partes de agua caliente durante una hora.
  2. Desecha la solución y enjuaga las partes, con excepción del tubo, en agua fría y deja que se sequen al aire sobre una toalla limpia.
  3. Después de que las partes sequen, guárdalas en una zona limpia.

El nebulizador es un aparato personal e intransferible por cuestión de higiene, por lo tanto, si más de una persona en casa necesita un nebulizador, cada uno debe tener el suyo.

En Laica estamos dedicados al cuidado de la salud y el bienestar y para ello tenemos varios modelos de nebulizadores en función de las necesidades de cada persona.

Lee con atención las instrucciones de uso de tu nebulizador antes de usarlo y ante cualquier duda consulta siempre a tu médico. Salud! 

Si te ha gustado este artículo háznoslo saber.

Compártelo con tus amigos

vía @LaicaSpain

Consulta nuestro amplio catálogo de productos para la salud, belleza y bienestar

Únete a la conversación

Artículos relacionados