7 pautas para una alimentación saludable

Muchas veces sospechamos que algo falla en nuestra alimentación por diversos motivos. Puede que nos sintamos demasiado cansados o faltos de energía, o que estamos ganando peso sin motivo aparente o incluso que el aspecto de nuestra piel empeore sin saber por qué. Los expertos en nutrición nos dan una serie de pautas con las que aseguran que no fallaremos. Apunta:

  1. Come 5 veces al día. Así activarás el metabolismo, llegando a las comidas principales con menos hambre y evitando el picoteo entre horas. Evita también las comidas copiosas ya que disparan los niveles de glucosa y provocan un estado de somnolencia que te hacen sentir cansada.
  2. Mínimo 1 ración de verdura al día y 3 de fruta. Los vegetales y frutas son una fuente de salud. Las verduras contienen proteínas y tienen la ventaja de que no nos aportan grasas saturadas ni colesterol. Además, las de hoja verde (como las acelgas, las espinacas, los berros…) son alimentos que también contienen bastante calcio. Inclúyelas en tu menú diario como acompañamiento, salteadas o en caldos. En cuanto a las frutas, por lo general, son perfectas para una dieta hipocalórica por su bajo valor energético; aunque las hay que aportan más calorías (plátanos, uvas, higos, chirimoyas y frutas tropicales). Lo ideal es no comer siempre la misma fruta y combinar las calóricas con las más ligeras.
  3. Limitar el consumo de los hidratos de carbono. Arroz, pastas, legumbres, patatas a 3-4 veces por semana.
  4. Respeta el desayuno todos los días. Un lácteo, cereales y fruta. Es una de las comidas principales que siempre debes respetar. Si no lo haces, el apetito aumenta a lo largo del día y se corre el riesgo de recurrir a alimentos más calóricos. El mal hábito de no desayunar puede predisponerte también a sufrir algún tipo de diabetes. Y si entrenas diariamente, con mucha más razón hacer un desayuno completo.
  5. Evita los postres calóricos y sustitúyelos por fruta o yogur a media mañana y a la hora de la merienda.
  6. Come 3 o 4 raciones de pescado semanal. Ricos en Omega 3 y con bajo aporte calórico. El pescado azul (el salmón, la caballa, la sardina o el boquerón), concretamente, contiene una gran cantidad de grasas poliinsaturadas omega 3, que nos ayudan a mejorar los niveles de colesterol.
  7. Hidrátate. Para una alimentación sana debemos beber mínimo un litro y medio o dos de agua diaria. Mantener el organismo bien hidratado es básico para tu salud y además te ayuda a mantener la línea. También es básico para que tu organismo funcione a la perfección. La falta de agua, por otra parte, puede conllevar dolores de cabeza, apatía, disminución de la memoria, fatiga…

Estas reglas valen para cualquier persona y conforme cumplimos años cobran más importancia. En Laica velamos por tu salud y lo hacemos asegurando que tu hidratación sea correcta eliminando del agua aquellos elementos que no necesitas con nuestras jarras filtradoras, también que midas las cantidades de alimentos que tomas con nuestras balanzas de cocina, que controles tu peso y otros parámetros con nuestros analizadores corporales así como nuestros tensiómetros ultrasónicos que miden también tu frecuencia cardíaca.

Consulta nuestro catálogo y descubre todo lo que Laica puede hacer por ti .

Si te ha gustado este artículo háznoslo saber.

Compártelo con tus amigos

vía @LaicaSpain

Consulta nuestro amplio catálogo de productos para la salud, belleza y bienestar

Únete a la conversación

Artículos relacionados