¿Cómo alimentarse para no coger virus este invierno?

Ya ha pasado la Navidad y podemos empezar a ordenar nuestros hábitos. Ya no hay excusa. Comienza la carrera a llegar a la primavera y el verano lo más saludables y en forma posible.

Lo más inmediato es librarse de virus y contagios que están a la vuelta de cada esquina. Basta con que alguien estornude, respire cerca de nosotros, nos dé la mano después de haber tosido o estornudado o toquemos un objeto que haya tocado una persona infectada antes. Así que el simple hecho de tocar el pomo de una puerta y después llevarnos las manos a la cara, es suficiente para que contraigamos el virus.

¿Qué podemos hacer para evitar esto? Parece lógico pensar que por donde debemos empezar a cuidarnos es por la alimentación aunque hay otras muchas precauciones que debemos tener en cuenta.

1. Tu alimentación debe ser lo más saludable posible. Frutas, verduras, carne, pescado, legumbres, pastas y arroz. Los alimentos ricos en grasas saturadas, azúcar industrial y otros, desestabilizan nuestra flora intestinal tan importante a la hora de combatir un virus.

2. Dentro de esta ‘dieta Mediterránea’ que hemos descrito es importante tomar un buen desayuno y salir de casa con las defensas preparadas. Ya sabéis, un lácteo, proteínas, fruta y cereales.

3.Prestar especial atención al consumo de las vitaminas C y D. Presentes sobre todo en cítricos y verduras la primera y en el huevo la segunda. Tomar la vitamina D a través del sol también será útil en el proceso de recuperación.

4.El consumo de alimentos ricos en Omega 3 como los pescados azules o algunos frutos secos como las nueces, nos ayudará a potenciar nuestro sistema inmune.

5.Dormir lo suficiente para estar descansados. El número de horas de descanso necesarias variará de una persona a otra pero si puedes dormir 8 horas, trata de permitírtelo aunque no sea todos los días.

6.Evita el estrés y todos los factores que lo desencadenen. Practicar deporte y dedicar un rato al día a alguna actividad de ocio que nos guste, serán de gran utilidad.

7.Lavarse las manos con frecuencia o, en su defecto, usar un producto de lavado en seco con contenido en alcohol.

8.Usar mascarilla si entramos en una zona infectada por ejemplo si vamos a visitar a un familiar a un hospital o si estamos en la sala de urgencias de un centro médico.

Nosotros para finalizar, queremos aconsejarte también el uso de humidificadores en tu hogar que mantendrán el nivel ideal de humedad permitiendo una mejor higiene nasal que evitará que los virus campen a sus anchas entre los tuyos. Consulta nuestro catálogo y elige tu humidificador ultrasónico de diseño y, llegado el caso, nuestra línea de nebulizadores para administrar tus tratamientos de forma eficaz.

Cuídate!

Si te ha gustado este artículo háznoslo saber.

Compártelo con tus amigos

vía @LaicaSpain

Consulta nuestro amplio catálogo de productos para la salud, belleza y bienestar

Únete a la conversación

Artículos relacionados