8 trucos para despejar tu nariz durante un resfriado

Seguro que en casa ya ha habido algún resfriado o cuadro gripal a astas alturas del invierno. Aunque sabemos que no es grave si no padecemos patologías respiratorias previas, los síntomas son bastante molestos y muchas veces nos impiden hacer nuestra vida con normalidad.

Uno de los síntomas del resfriado junto con el dolor de cabeza, cansancio y malestar general es la mucosidad abundante que durante el día nos obliga a ir pañuelo en mano a todas partes y por la noche no nos deja dormir.

Si tu médico no te ha recetado nada para despejar tu nariz, aquí te dejamos ocho trucos muy efectivos que te van a ayudar a sentirte mejor. Apunta:

  1. Masajea los senos nasales usando los dedos índice y corazón y coloca las yemas de los dedos sobre los senos, justo debajo de la oquedad ocular, y muévelos de manera circular. Durante 20 o 30 segundos, ocúpate de las zonas más cercanas a la nariz y, posteriormente, de las que están justo debajo de los ojos. Por último, apoya los pulgares sobre las mejillas y haz movimientos circulares hacia afuera.
  2. Bebe mucha agua. Mantenernos hidratados es fundamental para eliminar todos los desechos del organismo en su lucha contra un virus. Cuanta más agua bebamos antes eliminaremos la mucosidad.
  3. Durante la noche duerme con un humidificador cerca. La humedad del ambiente ayudará a hacer más fluida la mucosidad y será más fácil despejar las vías respiratorias. Además podemos añadir esencias de menta que son enemigas de la mucosidad.
  4. Eleva un poco el colchón a la altura de la cabeza y el tronco. Puedes poner alguna manta o almohadón bajo el colchón. Dormir un poco incorporado te ayudará a respirar mejor.
  5. Hazte lavados nasales con agua de mar. Puedes hacerlo de forma cómoda en casa con un nebulizador. Está demostrado que el agua de mar ayuda a limpiar las vías altas y no solo te ayudará una vez que estés enfermo, sino que al mantener la nariz limpia, también previene futuros episodios de infecciones de este tipo.
  6. Date una larga ducha caliente. El vapor de agua que desprenderá te ayudará a despejar tu nariz.
  7. Come alimentos picantes. Está demostrado que estos alimentos disuelven la mucosidad. Añade a tus comidas ingredientes como la  cebolla o el ajo, preferiblemente en crudo, condimentos como el wasabi o directamente consume pimientos picantes, como el jalapeño o el chile.
  8. Controla tu respiración. Respira hondo y tápate la nariz. A continuación, con la nariz en la misma posición, intenta expulsar el aire mientras caminas hasta que empieces a sentir cierta incomodidad. En este momento, quita las manos y respira la normalidad, siéntate y comprobarás cómo en unos minutos habrás conseguido despejar tu nariz.

En LAICA disponemos de pequeños electrodomésticos que te pueden ayudar en casa como nuestros humidificadores ultrasónicos de diseño y nuestra gama de nebulizadores para adultos y también adaptados para niños para que puedas aplicar estos trucos y cualquier tratamiento recetado por tu médico de forma eficaz y también para mantener limpias tus vías respiratorias y evitar así futuros cuadros gripales.

Consulta nuestro catálogo. Feliz y sano invierno!

Si te ha gustado este artículo háznoslo saber.

Compártelo con tus amigos

vía @LaicaSpain

Consulta nuestro amplio catálogo de productos para la salud, belleza y bienestar

Únete a la conversación

Artículos relacionados